20 de julio, 2024
DESARROLLO EMPRESARIAL

"No hay recetas mágicas, la solución es con estabilidad y planificación"

Lo expresó a Breves Streaming Agustín Ramondino, consultor de empresas. Además, agregó que un país como Argentina, "se puede explicar fácilmente como la combinación de la inestabilidad en las decisiones y la falta de planificación en las acciones".

Cuanta más inestabilidad existe, mayor la expectativa en lo que puede pasar, más preocupaciones y, sobre todo, más incertidumbre. Todo esto provoca que estemos a la deriva para tomar decisiones, decisiones que implican encaminar y determinar que este país vaya hacia el destino que todos esperamos, el de un país viable para invertir y crecer.

Cuando hablamos de inestabilidad, lo que genera es que las empresas que nos brindan sus productos y servicios, no puedan hacerlo de la manera en que quisieran. No saben si pueden comprar insumos, no saben si les va a alcanzar para producir y por lo tanto no saben a qué precio poder vender. Lo que complica de la incertidumbre es el producir, invertir y vender, por lo tanto, lo vemos reflejado con aumento de precios o con faltantes de productos en las góndolas.

Por otro lado, cuando hablamos de falta de planificación, genera que cada decisión que tomamos sea apurada, sin análisis previo, lo que provoque descontentos. Además, cada acción que llevamos adelante, se conviertan en parches momentáneos, salidas rápidas y alivios inmediatos, en lugar de medidas analizadas, conversadas y planificadas, que generen mejores resultados a largo plazo.

La razón por la que presento la estabilidad y la planificación como la única manera de poder crecer, es porque sin estas dos características presentes es imposible pensar en proyectar y trabajar pensando en el futuro. Si no se tienen, no se puede proyectar, y sin poder proyectar, no esperemos un futuro próspero, en donde podamos ver empresas que brindan productos y servicios que satisfacen a su sociedad, emprendedores con ganas de progresar ni familias que puedan acceder a estos insumos que necesitan.

Una estabilidad no significa ser un país nórdico ni una gran empresa multinacional, significa poder tener previsibilidad de lo que va a suceder. Si como empresa tengo estabilidad puedo proyectar, planificar y arriesgarme, sin estabilidad eso se hace imposible. Es preferible una estabilidad con malas condiciones, que una inestabilidad constante. En la primera opción tengo la información de lo que va a suceder y actúo, planifico y acciono bajo esas circunstancias, en cambio en la segunda, espero, especulo y me retraigo.

Mi recomendación para este momento, y es lo que trabajo actualmente con mis clientes, es poder dar estabilidad en la inestabilidad que existe, es tratar de planificar sobre las decisiones y acciones que podemos controlar. Decisiones y acciones que involucren nuestra propuesta de valor, nuestro crecimiento y que correspondan al micro entorno.

Por otro lado, lo que no esta dentro de nuestro control, que no esta en nuestras posibilidades el decidir, no debe ser parte de nuestras preocupaciones actuales. Lo que debo hacer en estos casos es, analizar las variables o posibles escenarios que existan y tratar de refugiarme en las decisiones que me involucren y que le permiten a mi negocio poder mantenerme estable y planificando.

 

AGUSTÍN REMONDINO

CONSULTOR ESTRATÉGICO Y CONFERENCISTA

http://www.agustinremondino.com/

@agustinremondino